Una cocina estilo Hamptons.

Los Hamptons se han convertido en el rincón dorado de clase alta neoyorquina. Para las chicas de Sexo en Nueva York así era, aunque ellas son solo un ejemplo de los muchos que podemos encontrar en las ficciones americanas en las que esta región se muestra como el lugar más exclusivo, idílico y selecto para el veraneo americano.

Ubicados en el sur de Long Island, Los Hamptons destacan por sus playas infinitas, sus zonas verdes, sus campos de golf y sus impresionantes mansiones.

Aunque si hay un aspecto que, como profesionales del diseño de cocinas nos llama la atención, es que sus casas comparten unos rasgos comunes que las hacen únicas. Un aire relajado y luminoso que parece innato a las construcciones de Los Hamptons.

Y si hay una estancia en la que se acusa aún más esta estética tan veraniega, esa es la cocina. ¿Qué tiene este look que fascina tanto? ¿Qué caracteriza a las cocinas de las casas residenciales de Los Hamptons que las hacen tan auténticas?

Las cocinas Hamptons

Para crear una cocina al estilo de Los Hamptons es fundamental prestar atención a una serie de aspectos, comenzando por la distribución y organización del espacio.

La gama cromática elegida, los materiales dominantes y los detalles decorativos completan nuestro listado de recomendaciones a poner en práctica para conseguir este particular aspecto que tienen las cocinas de las señoriales casas de veraneo de la clase pudiente neoyorquina.

1.- Cocinas con isla

Es obvio que estamos hablando de casas de grandes dimensiones, en muchos casos mansiones, que gozan de estancias muy espaciosas. Y la cocina suele ser una de las más amplias ya que las conciben como espacios para disfrutar en familia.

Por eso, una características de las cocinas de Los Hamptons es que cuentan con una isla en el centro para hacerla más acogedora y funcional.

Además suelen incorporar en uno de los lados de la isla, taburetes para sentarse a pesar de que estas cocinas también cuentan con una zona de comedor, bien integrada pero un poco más separada del resto de la cocina.

2.- Gama cromática clara

Los tonos claros dominan la decoración en Los Hamptons. Blancos, beiges, arenas… Elegir una gama cromática muy clara y neutra que envuelva todas las estancias, incluida la cocina, es otra de seña de identidad Hamptons.

No estamos hablando de un blanco nuclear en decoración minimalista. Todo lo contrario: son blancos rotos y beiges acogedores que están presentes en paredes y techos pero sobre todo en complementos textiles muy artesanales, con un toque marinero o un leve estilo vintage campestre. Las notas de color serán en tonos verdes claros o azules, que encajan muy bien en un entorno verde y natural junto al mar.

3.- Materiales y acabados

Otro aspecto fundamental para conseguir esta estética tan propia de la costa neoyorquina es la utilización de materiales muy naturales, sobre todo madera. También puedes probar con el ladrillo vista pintado en blanco mate para la pared de la cocina.

Los acabados de los muebles, las molduras que bordean las puertas de los armarios o las texturas de los cajones y zonas de almacenamiento serán muy orgánicos y con un estilo muy clásico, campestre y elegante a la vez.

 

¿Te gustaría conseguir que tu cocina tuviera un auténtico estilo Hamptons? Si tienes una casa en la costa, darle esta estética es una elección muy acertada y atemporal. Cuenta con el asesoramiento de Auró Kitchens para conseguirlo.